El lyme y su presencia en los niños

La enfermedad de lyme tiene un sinfín de consecuencias en los niños que sufren de ella, dado que a través de la picadura su cuerpo se ve expuesto a una serie de infecciones que representan una peligro para su sistema inmunológico, es por ello que para la enfermedad de lyme tratamiento es muy importante.

El riesgo de que representa para los más jóvenes del hogar es lo que te diremos, además de cuales es el tratamiento más recomendado para los jóvenes.

¿Cómo reconocer los síntomas y las consecuencias en los niños del lyme?

La preocupación de los padres por los síntomas que presente el más pequeño del hogar es válida, en especial cuando los síntomas son persistentes y aun cuando parecen una gripe común no lo son.

Esta es la primera señal de un problema, dado que la bacteria que produce la enfermedad de lyme es capaz de mimetizarse luego de la picadura, logrando así parecer una gripe común que puede tener una larga duración, para ello los síntomas que deben llamar la atención son:

  • La posible aparición de un edema en la papila del niño.
  • Dolores de cabeza cada vez más agudos y persistentes, siendo una de las consecuencias en los niños que más le aqueja.
  • Mareos, una posible pérdida de memoria, dificultad para la concentración.
  • Posibles cambios de personalidad, mismo causados por la enfermedad.

Con la presencia de estos síntomas es recomendable el acudir al médico, dado que así se llevaran a cabo una serie de exámenes para descartar la presencia de una gripe común y aplicar el tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento recomendado en los niños?

Luego de que fueron realizadas las pruebas adecuadas por el médico especializado, quien debe haber reconocido los síntomas del niño, el tratamiento será aplicado según su edad, tiempo desde que se presentó la infección y cualquier otro síntoma en el momento.

El tratamiento a aplicarse será de antibióticos por vía intravenosa, que se trata del más recomendado por la comunidad de médicos, el mismo tiene un periodo de cuatro a seis semanas para exterminar la infección y evitar el resto de las consecuencias en los niños que puedan presentarse.

El problema de aplicar este tratamiento se presenta en el tiempo en el cual se lleva al niño, debido a la capacidad de mimetizarse que tiene la bacteria puede causar problemas para ser detectada en la serie de exámenes que realicen.

Aun así, se hace importante prestar total atención a los diferentes síntomas que presentan los más pequeños del hogar, de esa manera va a ser posible detectar cualquier picadura, molestia o malestar para acudir al médico temprano.

En definitiva, se hace necesario recordar las maneras de prevenir esta enfermedad y de esa forma las consecuencias en los niños, o adultos, que puede traer al no tenerlas en cuenta.

Recuerde siempre revisar su cuerpo después de visitas al parque y días de campo, así podrá notar la presencia de cualquiera garrapata u otro bicho molesto que pueda traer problemas más adelante.