Como se puede cambiar la bomba de agua

En un coche, la bomba de agua es una pieza fundamental, en especial porque permite mantener una temperatura óptima de funcionamiento. Para conseguir una bomba de repuesto al mejor precio debes visitar los despieces renault, porque allí podrás aprovechar para hacer tu compra sin gastar demasiado dinero.

Pero, puede que quieras hacer el cambio de la bomba de agua por tu cuenta, en especial por lo costes del taller mecánico. Para ello, te he preparado este post, en el que encontrarás algunos consejos para que puedas hacer el cambio de la misma de una forma adecuada.

Consejos para cambiar la bomba de agua

Para que puedas cambiar la bomba de agua lo primero que puedes hacer es llevar el coche a un taller y que ellos se encarguen. Sin embargo, el coste puede llegar a ser de hasta 1000 euros dependiendo del modelo de tu coche y la mano de obra que se debe invertir.

Por esto, puede que quieras hacer el cambio de la misma por tu cuenta, y comprar una bomba de agua por menos de 160 euros en un desguace. Para hacer el cambio por tu cuenta solo debes seguir estos pasos:

Baja la bomba rota

Es necesario que quites la bomba rota, pero para tener la máxima seguridad en el proceso el coche debe estar completamente frío y elevado. Se aconseja dejarlo en posición desde la noche anterior, y así se evitará cualquier tipo de quemaduras que puedan surgir con el líquido refrigerante caliente.

Comienza por el drenaje del líquido refrigerante del sistema y cuando no salga más tendrás que desconectar las mangueras de la bomba. Procede a quitar los tornillos de fijación y retira la bomba del motor, asegurándote de dejar la zona completamente libre de residuos antes de continuar.

Instala la bomba de repuesto

Es el momento de hacer la instalación de la bomba de repuesto, para que así tu coche pueda seguir funcionando de una forma óptima. La instalación es fácil, solo debes colocar la bomba en su lugar con los tornillos de fijación y conectar nuevamente las mangueras como estaban antes de iniciar el proceso.

Es el momento de rellenar el sistema con líquido refrigerante, y verificar que no exista ningún tipo de fugas en el motor. Una vez hecho esto, debes encender el motor de tu vehículo para purgar el sistema, y rellenar el faltante de líquido refrigerante para dejar el coche en reposo por 4 horas antes de volverlo a usar.