Como mantener en buen estado un destructor de papel

En cualquier empresa, debes darle la mayor durabilidad posible a las máquinas que tengas y los destructores de papel no son la excepción. Para comprar los mejores simplemente debes hacerlo online en el enlace que te acabo de dejar, porque así conseguirás siempre los mejores resultados.

Sin embargo, debes tener en consideración que, para que tenga una mayor durabilidad debes tener algunos cuidados que resultarán fundamentales. Estos los he reunido en el post del día de hoy con la finalidad de que puedas conseguir los resultados deseados, así podrás conseguir un funcionamiento óptimo.

Consejos para cuidar un destructor de papel

Para que puedas cuidar bien tu máquina, debes tener en cuenta los siguientes consejos que resultarán fundamentales para que consigas unos buenos resultados:

Evita exceder la capacidad

Es un error muy común que se exceda la carga los destructores de papel, en especial si no se tiene en cuenta le manual de funcionamiento en un principio. Siempre debes evitar exceder la capacidad que suele ser de 5 a 10 hojas para evitar atascos o daños al cabezal.

Incluso si la capacidad se excede por una sola hoja, podrás tener problemas graves que afectarán negativamente a tu destructor de papel. Por lo tanto, lo mejor es evitar este exceso en la capacidad para conseguir un buen rendimiento.

Evita polvo y aerosoles

Debes mantener tu máquina libre de polvo, para que así puedas conseguir los resultados deseados y evites daños al cabezal. Para ello, bastará con limpiar el destructor regularmente con un paño que esté completamente seco.

No se recomienda en absoluto el uso de aerosoles de limpieza para quitar el polvo de la máquina, porque estos pueden causar daños. Si el aerosol llega al cabezal, este podrá producir un proceso de oxidación en el mismo, lo que hace que tengas que se reduzca su vida útil significativamente.

Lubrica bien el cabezal

La lubricación en muchas ocasiones dependerá del uso que le estés dando a tu destructor de papel. Para las máquinas que tienen un uso intensivo y que es diario, se requiere una lubricación mucho más seguida, siendo recomendable incluso una vez cada semana.

Por otra parte, si el uso no es tan continuo, se puede tener una lubricación cada 15 días o cada mes para tener unos buenos resultados. Siempre debes lubricar los cabezales de tus destructores de papel con el aceite indicado por el fabricante. Así, evitarás la oxidación y tu máquina funcionará de forma adecuada.