Consejos para llevar un control del almacén

Cuando se trata de tramitar un almacén y estás empezando, es probable que no sepas instalar las últimas tecnologías o que no sepas bien cómo funciona este tipo de cosas o situaciones.

Por estas razones, a continuación, te mostraremos unos consejos sobre el funcionamiento y para llevar un control del almacén.

Consejos para llevar un control del almacén

Usa un código original para cada producto

Ten en cuenta esto para cada variación del modelo. Si un producto es igual, pero uno es en negro y otro es amarillo, debes de hacer 2 códigos distintos. Y si los 2 son amarillos, pero uno es satinado y el otro no, pues 2 códigos igualmente.

Utiliza el mismo código con tus clientes

Esto va a resultar más difícil, pero es vital hablar todos con los mismos términos para no equivocarnos.

¡No te equivoques! puede parecer fácil, pero, bastantes personas no quieren hablar de códigos, para ellos solamente existen los nombres de sus productos y trabajar de esta manera llega a ser un absoluto caos.

La mercancía tiene que venir codificada de origen

Lo ideal es que la mercancía ya venga de una vez codificada de origen, de esta manera minimizamos errores en la entrada de material.

Deja las cajas abiertas

Éste es un error que es muy común, es decir, la preparación de pedidos consiste en abrir una caja, coger una o dos unidades de producto y volver a cerrarla.

Por ejemplo, al siguiente día, si se necesita del mismo material, unas 10 cajas y lo prepara otro trabajador y se coge esa caja, es probable que falten 2 unidades.

Para eludir esto, lo que se debe hacer es, una vez que se destape una caja para coger unidades, siempre asegurar de que se quede abierta, así toda la gente sabe, que esa es para picking.

Productos con mucha rotación más accesibles

No es ningún secreto, que los productos con mucha rotación deben ser los asequibles, es decir estar en posiciones inferiores de las estanterías y ubicados para que los operarios se desplacen lo mínimo posible.

Es así, como los productos que casi no se usan, deben ir situándose en la zona alta y hacia el final del almacén.

Para concluir, debes tener en cuenta cada uno de los consejos para llevar un control del almacén, es decir, debes considerar que la mercancía tiene que venir de una vez ya codificada de origen, usar un código original para cada producto y utilizar el mismo código con tus clientes.

Si quieres saber más de esto te recomendamos que te formes como los carretilleros, ya que esto te puede ayudar a facilitar tu trabajo.