La junta homocinetica

Muchas piezas automotrices ayudan a procesos simples, que en otras épocas increíblemente les parecía imposible. La junta homocinética es una de ellas y es la solución que se le dio al problema de transmisión que no pudo ser resuelta con el cardán tradicional, que eran las vibraciones que causaban ciertas condiciones geométricas exigentes.

Están presentes tanto en coches particulares como en los de pasajeros, ellas transmiten el movimiento a las ruedas sin problemas por el cambio de posición de los giros de dirección o por irregularidades de la vía. La junta está compuesta por dos de ellas y un eje, una de las juntas es llamada interior y la otra exterior, esta última es la que se acopla a la rueda.

Averías de cuidado

El forzar el vehículo cuando se arranca o se cruza girando al máximo puede ocasionarles serios daños, al igual que caer en baches profundos al ir a alta velocidad. No existe ningún mantenimiento preventivo más que ser cautelosos al conducir. Las fallas más comunes de encontrar son la rotura del protector o guardapolvo de la junta o que se desgasten las superficies que hacen contacto.

El ruido de las rolineras es la señal más simple de identificar averías en la junta. En sí, se escucha un ruido seco fuerte en las ruedas delanteras cuando se gira el coche por completo hacia algún lado. Por suerte, es una pieza perfectamente reemplazable, puede resultar cara si la adquiere en un local comercial convencional; no obstante, puede ahorrar bastante si la busca en un desguace.

Los recambios segunda mano son una opción formidable, muchas de las piezas de los coches que son desechados aún tienen una vida útil que se le puede sacar provecho, incluso pueden conseguirse piezas originales. De esta manera, la pieza más la mano de obra al llevarlo al taller, seguramente, le saldrá por mucho menos que si compra una nueva sin usar.

Estos establecimientos son muy comunes, tanto que ahora los desguaces se localizan por Internet, lo que simplifica mucho la búsqueda al reducirse el tiempo que se emplea en ello. En lugar de apersonarse en uno y otro lugar, con algunos clics le es posible recorrer toda España para encontrar el repuesto que necesita.

Recuerde siempre que, además de las revisiones o mantenimientos, la mejor solución a las fallas es evitándolas con el debido uso que se le da al vehículo. Conducir moderadamente le dará muchos años con su preciado coche.