Vehiculos abandonados intencionalmente

En diferentes partes del mundo el tratamiento que reciben los coches es diferente, por motivos cómo guerras, dejadez o crisis económicas se abandonan los vehículos en lugares inadecuados como barrancos, cunetas, desiertos, calles, estacionamientos, garajes y hasta en el fondo del mar.

Los anglosajones llaman a esto un barn find y se refiere al descubrimiento de coches clásicos dejados en graneros u otros sitios similares. Este tipo de coches son muy perseguidos por los coleccionistas, pero no todos ameritan una restauración, algunos son automóviles modernos y sin embargo han sido dejados al olvido.

Coches de nadie

Siempre se ha creído que en el famoso transatlántico Titanic debía tener en su interior una colección de coches de lujo pertenecientes a la clase alta que viajaba en él. No obstante, solo se “confirmó” la existencia de un Renault BK Limousine de 1911, porque su dueño, William E. Carter, puso el reclamo a la aseguradora, y lo perdió porque no había manera en esa época de bajar los 3.800 metros bajo el océano para verificarlo.

En el Lago Maggiore de Suiza, en los años setenta se halló un Bugatti Brescia Type 22 Roaster del 95. Que suponen venía de Francia y su propietario lo vendió de manera ilegal a un arquitecto, cuentan que fue sumergido en el lago por los empleados de este para evadir los aranceles por importación. El coche se usó como atracción para submarinistas pero en el 2009 decidieron sacarlo del agua.

Como este último que se deshizo del automóvil para no pagar por él, sucede mucho en los Emiratos Árabes, siendo Dubai donde se concentra el mayor número de verdaderos coches de lujo en completo abandono desde hace años. Algunos los dejan abiertos y hasta con las llaves dentro, todo se debe a las duras leyes sobre impuestos que tiene la ciudad.

La ley que se sigue en Oriente Medio dicta que no pagar una deuda es considerado un delito penal. Esto es porque no existen leyes de quiebra; por ello, no hay protección para quienes se retrasan en sus pagos sin importar el motivo que sea. Cada cierto tiempo se recogen algunos de estos coches y son llevados al depósito policial para ser subastados a precios muy bajos, sin dolor alguno venden un Ferrari o Lamborghini por el precio de un Seat.

Afortunadamente no es igual en España y hay alternativas de provecho para quienes deben salir de su coche, siendo la mejor de ellas acceder a páginas de desguaces, como http://www.cochesparadesguace.com/ que compra autos siniestrados, viejos, etc., tasando gratuitamente el vehículo.