El juego como metodología base en el aprendizaje del chino para niños

chino para niños

Muchos estudios han demostrado que la mejor edad para aprender un idioma se encuentra entre los 0 y los 6 años. Entre otras cosas porque el cerebro es más plástico y puede generar nuevas conexiones relacionadas con ese idioma. Las pautas del habla, los tiempos, los acentos, el oído todos ellos se forman en edades muy tempranas. Es por ello que cuando aprendemos un segundo idioma en edad adulta nos cuesta más adquirir ciertas pronunciaciones o ciertas formas léxicas.

Por eso, esta edad es perfecta para aprender cualquier idioma. El chino para niños se ha ido extendiendo a la par que lo hacía el comercio de china. Cada vez son más empresas las que tienen sus sedes en España, hay más turistas y se viaja más allí. Es por esta razón que el chino se ha ido consolidando como una buena opción como segundo idioma extranjero después del inglés.

Si has pensado en apuntar a tus hijos a clases de chino Madrid, o en contratar un profesor particular o aprender a la vez que enseñas, te contamos cuál es el método más efectivo para que tus hijos aprendan de forma fácil otro idioma: el juego.

Cuando somos bebés, lo primero que hacemos es empezar a jugar de forma espontánea. Es la forma más sencilla de aprender, y esta es una necesidad básica que tiene todo ser humano (y animal) de comprender lo que sucede a su alrededor.

Los niños sienten una atracción casi innata por jugar y esta característica es la que tenemos que aprovechar para enseñarles. El chino no es un idioma parecido al español como podrían serlo otros, ni siquiera comparten el mismo abecedario. Por lo tanto el sistema pasivo de las aulas, el sentar a un niño para que escuche y repita infinidad de veces hasta que se lo aprenda de memoria resulta mucho menos efectivo a la larga y más lento.

Utilizando el juego como forma de aprendizaje, conseguiremos captar toda la atención del niño y convertir una tarea en algo divertido y placentero para él. En algo que quizás cuando no se encuentre en las clases de chino para niños pueda repetir por sí solo.

Por ello juegos de escondite diciendo las sílabas o los nombres de las cosas en chino, juegos de fichas que relacionan la palabra con una foto pueden, ser mucho más efectivos.