¿CUÁL ES EL MEJOR PULSÖMETRO?

Existen hoy en día una gran variedad de pulsómetros en el mercado, de diferentes precios y con una amplísima gama de funciones.

No es extraño sentirse un poco mareado la primera vez que te acercas a un mostrador lleno de pulsómetros en un centro comercial: encontrarás decenas de modelos, precios y aspectos.

La pregunta que da título a este artículo se responde de una manera muy gallega: pues depende. Depende del presupuesto que tengamos para gastar, depende del deporte para el que vayamos a usar el reloj, depende de los beneficios del deporte que queramos y depende de las funciones que queremos tener disponibles en pantalla.

Veamos varios ejemplos de modelos que nos pueden servir.

PULSÓMETROS DE BAJO PRESUPUESTO

En este grupo podemos incluir modelos como el Polar M200, el Polar M400 o el Garmin Forerunner 30.

Son modelos sencillos, fáciles de utilizar pero con todas las funciones básicas que puedes necesitar. Recuerda que las posibilidades de estos relojes se amplifican muchísimo cuando los conectas a la aplicación para móvil, así que pueden dar mucho juego.

 

PULSÓMETROS DE GAMA MEDIA.

Aquí tenemos buenos relojes, con la mejor relación calidad-precio del mercado y un rango de funciones que será más que suficiente para el 90% de los usuarios.

Podemos citar en este grupo el Garmin Forerunner 235, el Suunto Ambit 3 Run o el Polar M600.

Todos ellos sirven si vas a usarlos para correr, pero también para ciclismo o natación, aunque suelen tener algunas de las funciones básicas no aptas bajo el agua, normalmente el registro de pulsaciones en el agua no suele funcionar.

 

PULSÓMETROS DE GAMA ALTA: LO QUIERO TODO.

Si el presupuesto no es un problema para tí, puedes apuntar bien alto.

En la parte superior del mercado existen 2 modelos que destacan por encima del resto: el Garmin Fénix 5 y el Suunto Spartan Sport Wrist HR.

Si eres muy exigente con las funciones que le pides a tu reloj y/o eres amante del triatlón, esta es tu elección.

Cuentan con las últimas funciones del mercado en estimación de forma física, evaluación y planificación de los entrenamientos y muchas más funciones que te dejarán más que satisfecho.

Pero como te decíamos, tenerlo todo no sale gratis. Estamos hablando de relojes que superan la barrera de los 400 euros y que en determinados acabados de correas y cristales de zafiro superan ampliamente los 700 euros, por lo que no son aptos para todos los bolsillos.