Si volviera a casarme no compraría tantas cosas

Seguro que todas os acordáis del día de vuestra boda, un día inolvidable, muy bonito y sobre todo muy emotivo, eso desde luego siempre queda en la retina y sobre todo en el corazón. Seguro que también en más de una ocasión sobre todo cuando se va a casar una amiga nos acordamos de nuestros propios preparativos esos que con tanto cariño hacíamos junto a nuestro hoy marido.

Yo principalmente recuerdo que el tiempo nos iba completamente en contra, los albañiles nos hicieron una jugarreta y veíamos que llegaba el día de la boda y el piso no estaba preparado, aún así nosotros no parábamos de ir a mirar cosas, ya se sabe cuándo vas a preparar tu casa todo te parece poco y quieres tener cuantas más cosas mejor. Las vitrinas del salón con su correspondiente vajilla y cristalería, los cubiertos todos en sus respectivos sitios, adornos a tutiplén ya no solo porque los compraban sin o porque te los regalaban, cantidad de juegos de sábanas y de toallas que te regalaban y otros que tu madre tenía guardados como la dote y así un sinfín de cosas que hacían que llenaras la casa hasta los topes.

Cuando está recién casada no te das cuenta de todo lo que puede haber en tu casa, es tiempo después cuando tienes hijos, sigues trabajando y el único rato que tiene de descanso lo tienes que echar en limpiar, es ahí donde te das cuenta y piensas ¡para qué demonios compré esto yo! Van pasando los días y vas viendo más cosas y más darnos, y cacerolas que no has utilizado nunca y que no utilizaras y ya ves que con algunas copas pasa lo mismo. Es así como te levantas una mañana de domingo te armas de un valor que ha ido creciendo poco a poco acabas visitando esta web y pidiendo en cantidades grandes un montón de cajas para embalar, en las que meterás absolutamente todo lo que no has utilizado nunca y lo que seguro no vas a volver a utilizar. A día de hoy os aseguro que no lo echo de menos, es más creo que debería haberlo hecho antes y me hubiera ahorrado muchos dolores de cabeza con el polvo, mi casa ahora está despejada y desde luego os lo aconsejo ya que la limpieza va mucho más ligera.

Deja un comentario