Soñé con mierda, ¿qué tan mal puedo estar?

La mierda es, en muchos casos, un tópico bastante inusual y que se suele evitar. Para muchas personas, tan solo escuchar este término les genera sensaciones de asco y de repulsión, por lo que prefieren hablar de cualquier otra cosa y mantener este tema como tabú.

Si bien se trata de algo natural, que da por terminado el proceso digestivo y que nos permite desechar lo que nuestro cuerpo no necesita mantener dentro, es normal que se relacione con algo asqueroso, apestoso, maloliente, disgustoso, desagradable e incluso repulsivo.

De hecho, la palabra mierda se utiliza también para expresar decepción, inconformidad, molestia, desespero, en fin, emociones o sensaciones en su mayoría negativas. Por ejemplo, si alguien se corta cocinando, podría fácilmente exclamar ¡mierda! Señalando su sorpresa y molestia por lo sucedido. Igualmente, esta palabra se usa para calificar ciertas cosas o sucesos, que resultan desventajosos, incómodos o que se preferirían evitar a toda costa.

Nuestro cerebro a veces nos hace jugadas sorprendentes, dándonos señales muy claras pero a veces muy difíciles de precisar, traducir y comprender, sobre lo que nos preocupa, lo que nos hace sobrepensar, lo que nos agobia y lo que debemos dejar atrás. Asimismo, nos hace ver con claridad lo que sí nos funciona, a lo que nos debemos aferrar y lo que nos brinda sensaciones y reacciones positivas.

Los sueños son, seguidamente, un reflejo de estas preocupaciones o motivaciones internas que se alojan en nuestro subconsciente y que se vuelven una especie de película que se proyecta en nuestras mentes al dormir. Y es por esto, que no controlamos con qué soñamos y con qué no, por lo que muchas veces aparecen elementos, personas, animales, objetos o contextos muy extraños y particulares, en los que ni siquiera pensamos al estar despiertos.

¿Qué significa sonar con mierda? No debes alarmarte, calma, no significa que seas un puerco y que apestes. Pero si tiene un significado que se puede analizar muy bien y descifrar consciente y objetivamente.

Al contrario de lo que predispuestamente puedas pensar, soñar con mierda tiene connotaciones positivas. Suele implicar que se vienen éxitos y prosperidad en el área laboral, suerte en el ámbito económico; abundancia y futura riqueza, una vida plena y sin la presencia de problemas financieros.

Socialmente, significa éxito y popularidad entre tus conocidos. Igualmente, soñar con mierda podría ser una advertencia de que a pesar de que te va increíblemente bien en la economía y tienes mucha abundancia, en cualquier momento este ciclo podría darse un vuelco.

Deja un comentario